jueves, 6 de mayo de 2010

HUMEDO


6 de mayo de 2010. Han pasado más de 6 años desde que pisé por última vez la rancia cafetería EL CORAL, que hacia las veces de cafetería universitaria por la proximidad a mi facultad de derecho. Hoy me encuentro justo enfrente y me apetece volver a entrar… por lo que se ve no ha cambiado nada, las mismas sillas de cuero, mesas de madera… extrañamente el suelo está limpio, lo que es una señal inequívoca de que las hordas de universitarios no han hecho un descanso aún durante el día o esta cafetería ha dejado de estar de moda…

- Me pone un café, por favor?
- Si claro…

Creo que Anita, la camarera y cocinera, le suena mi cara pero no me ha reconocido… ha puesto una cara de extrañeza,. Como frunciendo el ceño.

No dejan de pasar millones de recuerdos vividos aquí por mi mente. Nunca me olvidaré del primer día de universidad cuando después de una aburridísima clase de Historia del Derecho vinimos casi todos los de la clase al bar mas cercano, cuando aún nos llevábamos todos bien y parecía que teníamos un interés real por conocernos y unas ganas increíbles de comernos el mundo.

Podía ser en esta misma silla en que me estoy sentando enfrente de la barra ahora, en la que me cogí mi primer pedo universitario de cerveza, con mis entonces inseparables Miguel y Luis, escaqueándonos de alguna clase que ahora no recuerdo… miro a la puerta y parece que cualquiera de las personas que pasa va a ser Carlos, nuestro tercer mosquetero o alguna de las chicas de clase ansiosas por unirse a donde de verdad estaban las risas…

Recuerdos de clases, juegos de cartas, miles de planes hechos en las mesas para cuatro. Muchas veces pensamos en irnos el finde a recorrer otras universidades, Slamanca, Granada, Navarra… solo fuimos a Navarra… Pero en el decadente comedor de EL CORAL se gestaron muchas aventuras “post exámenes” dignas de ser recordadas…. Y fue donde más aprendimos todos de nosotros mismos y de la vida, unos con otros, contándonos y preguntándonos con pelos y señales cosas que nunca nos hubiéramos atrevido a preguntar en casa … y menos quienes veníamos de ambientes muy conservadores.

Era el espíritu de la universidad. Por fin éramos libres, teníamos edad para poder hacer lo que quisiéramos, dinero en los bolsillos y en nuestra generación se respiraba libertad, nos intentaban inculcar el máximo respeto. Era como si de pronto un baso que nunca había tenido agua hubiera que llenarlo rápido.

En medio de todo eso, yo crecí en mis primeros años universitarios. El niño bueno se estaba haciendo hombre y según parece, no se me estaba dando nada mal. Recuerdo exactamente en una de las mesas donde nos reunimos 5 de los chicos de clase aburridos de jugar a las cartas, cervezas y fumar, que empezamos a hablar de las chicas de clase… Miguel estaba entre ellos y no sé en que punto de la conversación soltó:

- Pues este ( me señala) le ha hecho un dedo a MP…
- Anda!!! No me jodas si tio??..
- Coño Miguel, que discreto... joder…. Te lo he contado por que eras mi amigo tio!
- Anda ya tio (Suelta Álvaro, uno de clase) si somos tios,,, nos podemos contar esas cosas, que de aquí no sale. Ya no estamos en el instituto.

Comenzamos todos a contarnos nuestros “éxitos” con las chicas de clase, a ver quien se había liado con Loreto, una tía de clase con las tetas enormes, todos nos queríamos currar a Miriam, la mujer perfecta y “establecimos” cuales eran las facilonas en caso de máxima necesidad, si es que alguien no se había dado cuanta ya de que Tere y Lola después de la primera copa solo buscaban…. Pollas….



Nunca se me olvidará por que dejé de venir a El Coral a finales de 4º de carrera…

6 de Mayo de 2004. Estoy en clase de mercantil, mandándome notas con Miguel. Normalmente nos contaríamos cualquier chorrada pero esta vez estamos en plan profundo intentando solucionar lo que parecía iba a ser el fin del mundo.

Miguel: Miry me llamó ayer tío, está muy preocupada. (zas, pasa el papel)
Yo: Ya tío, es una AGONIAS con las notas… (zas)

Miguel me mira un segundo incredulo…

Mg: No tío. Es por ti. Venga hombre, que te pasa??, te estás portando súper raro!! (zas)
Yo: Nada tío, no estéis tan pesados: entreno mucho, tengo un huevo que estudiar, el calor que hace y que me jode estudiar lo que no me gusta… (zas)

Mg: no m jodas tronko, que somos AMIGOS, a ti te pasa algo… me lo puedes contar, si te has metido en algo o necesitas ayuda… espero que lo de Navarra no pasara otra vez… (ZAS) (se refería a un dia que probamos la coca…)

Yo: Calro que no joder… nada que ver!!! Xo xq me tiene que pasar algo??? (ZAS)
MG: Coño, desde hace semanas ya casi no sales, evitas ir a desayunar con nosotros, no te apetece hacer casi nada y encima Miry está súper agobiada por que dice que la esquivas, cree que no sabes como dejarla…(ZAS)

No puedo escribirlo.. le digo susurrando:

- Tio… Miry está bien, son percepciones…

Miguel pone cara de estar flipando:

- Has visto lo esquelética que se está quedando?? Las ojeras que tiene??? Tronco, es tu novia joder, date cuenta!!!

El catedrático se ha dado cuenta de nuestra conversación, ya por encima del tenue susurro:

- Señor Cuevas, por favor , abandone la clase y deje a sus compañeros disfrutar de la asignatura que a lo mejor les dará de comer…. Cuantas veces tengo que decir que a quien no le interese que no entre???
Miguel se pone en pié y sale de clase. Sabe que no pasa nada por que si dice algo importante yo se lo pasaré…

Vibra mi movil:

Miry: Amor, desayuno n CORAL, vente desp de class. Hablamos xfa. TQTNT.

No puedo seguir escuchando lo que dice el catedrático. Se me inunda la cabeza de dudas, imágenes, sentimientos de culpabilidad, de suciedad, los ojos se me humedecen… tengo que tomar una decisión, no puedo negar que estoy mal, pero tampoco puedo decir por que y callármelo es seguir haciendo daño…. Lo desconocido me está matando por dentro, pero no es justo que el ser más maravilloso del planeta sufra por mi culpa…

La única solución justa es cortar con Miry, a sabiendas de que me puedo arrepentir y de que no sé bien por que tengo que hacerlo. NO puedo decirle que desde hace dos meses no puedo dejar de pensar en otra persona. Como decirle sin destrozarla que desde que me levanto ya no es en ella en quien pienso, sino que espero como un adolescente, entre miedoso e ilusionado, ver a esa otra persona?. Como decirle que la dejo por no hacerle daño, que no se bien por que es o que es por alguien que que nunca me atreveré a hablar o tan siquiera mirar a los ojos. Como decirle que esa persona es mi profesor de spinning?

El mundo se me está viniendo encima. Nunca me había pasado… desde hace dos meses no puedo dejar de mirar a un tío. Y solo a uno, a mi profesor de spinning. ME he cambiado de bicicleta a la última de la clase para no llamar la atención, he intentado cambiar de hora y sigo coincidiendo con él, procuro ser aún más borde de lo que soy, miro toda la clase al suelo, hago de todo…. Pero cuando se cruza enfrente mio algo se despierta en mi cuerpo, algo cambia, me lleno de electricidad… y si se cruzan nuestras miradas… dios, debe ser tan evidente que miro al suelo, por que sé que me debo poner mas rojo que un tomate…

………

Recuerdo como entré ese día en EL CORAL. Me salté una clase por que quería encontrarme a solas con Miry y efectivamente ella era la única que estaba en el bar. Ella debía estar sentada en la mesa de cuatro que tengo justo al lado, sola, con un poleo, sus sacarinas y un cigarro encendido.

Dudé unos minutos antes de entrar, la veía de espaldas desde la puerta… Quise recordar el mar de sensaciones que ella siempre me había provocado, lo mucho que me gustaba cuando se soltaba su pelo negro, ondulado y largo, lo dulce de su sonrisa, lo felino de su mirada verde. Recuerdo que hace no mucho mi corazón se detenía cuando mirándola en medio de clase, advertía un gesto complice de su parte…

Algo me comía y empujaba desde el interior. Tenía que dejarla por que la quería demasiado como para hacerle daño, pero quizás el mismo paso de dejarla sin saber bien por que lo hacia o si el hecho de hacerlo daría un rumbo inesperado a mi historia, me estaba matando. Tenía curiosidad dentro de mi. Ya no lo podía aguantar más….

Entré y conversamos un rato largo.


Sus palabras desde entonces las he recordado un millón de veces, no sé si en su orden… pero si con su sentido:

“No sé que decirte… es obvio que estas mal pero no entiendo por que no puedo ayudarte. Si es algo de tu familia creo que ya tenemos confianza… si te has metido en algún problema solo tienes que decírmelo, para eso estamos juntos. Creí que estaríamos juntos toda la vida… si te has agobiado lo entiendo, es normal… si quieres un tiepo por que necesitas crecer…”

- Es todo Miry. La carrera me agobia, no me gusta, este año ya no sacaré buenas notas… las cosas en casa ya sabes como están… se que eres la mujer de mi vida pero no puedo, me siento encerrado, tengo que crecer… me quiero ir fuera, muy lejos… y no es justo que sigamos un año más hasta que terminemos la carrera para luego irme yo a recorrer el mundo sin saber mi destino. No puedo pedirte que me esperes…
- Como simpre, no habrá nada que te haga cambiar de opinión, verdad?
- ME temo que no…

Recuerdo esa tarde sentados como la vez que mas daño he hecho a alguien. Aún no sé, el tiempo no me ha demostrado, que haya hecho lo correcto. Pero desde entonces he podido dormir más tranquilo…

………………

Los días siguientes no pude estudiar. Estábamos a solo unas semanas de los exámenes más duros de toda la carrera y yo sabía que eran importantes, pero siempre que me enfrentaba a los libros en mi cabeza solo aparecían preguntas. Tampoco podía ir al gimnasio, ahora que tengo libertad, el miedo de que pudiera pasar algo me comía por dentro…

……………..

TERMINÉ POR IR AL GIMNASIO, A SPINNING….. LUEGO OS CUANTO COMO TERMINÓ ESA CLASE……

.........

Pasaron unos días, era sábado y recuerdo que Madrid estaba vacío de gente. La inapetencia se había apoderado de mi, no me apetecía comer ni quedarme en casa, ni salir… no atendía el teléfono a excepción de mis padres a lo que procuraba dar la sensación de que todo estaba normal.

Esto tenia que cambiarlo de algún modo, no podía ser que al querer no hacer daño a alguien me costara mi propia salud menta. Decidí comer algo e ir al gimnasio, me imaginé que no habría mucha gente y que no habría muchas actividades colectivas. Me equivoqué, pero solo en lo segundo.

Una vez que llegué al gimnasio la chica de recepción, María, se extrañó de verme, “eres de los pocos que se ha quedado!! Tienes el gimnasio casi para ti solo!;)”… me cambié, me puse el bañador que usaba siempre para entrenar y una camiseta azul oscura. Me dirigía a la zona de pesas donde solo había un señor mayor y Antonio, un chico con el síndrome de Down que entrenaba en mi gym. Al poco se acerca María:

-Hey! Como aquí? No te animas a spinning?? Pensé que eras adicto…
- uf, no… hoy estoy cansado…
- Anda, anímate, si quieres te vas a la mitad… sabes? Es que hoy solo hay 3 personas y si con menos de 5 no empieza la clase. Si tu te animas yo me cambio y empezamos!!
- anda venga…

Me dirigí a la clase de spinning, podría haberme tocado cualquier monitor pero estaba seguro de que, con la suerte que estaba teniendo últimamente, sería Alex ese tío pone mi mente a mil desde hace dos mese… la cusa de mis comeduras de cabezas e indirectamente de mi ruptura con Miry y mi actual depresión…

La clase estaba vacía como nunca la había visto antes. María ya había llegado y puesto entre las primeras. Yo fiel a mi cabeza me puse donde siempre al fondo de la clase.

María: tio que lejos… ponte por aquí que somos pocos…
Yo: que va tia… es por costumbre, ya conozco los pedales y controlo la dureza de esta bici…

JODER! A alguien se le hubiera ocurrido una excusa mas entupida??? Ni que fuera intimo de unos putos pedales…

Efectivamente el profesor de hoy era… Alex. Llega con su mayas de ciclista y camiseta de neopreno, pone sus discos etc…

Alex: A ver… el del fondo, por que no te pones por aquí ya que hoy somos pocos? O eres vergonzoso…

María me mira y se sonríe, a ver si tendría los cojones de soltar otra vez la misma tontería de los pedales… cojo mi toalla, mi botella de agua y me pongo en la única bici libre de primera fina, justo al lado de María que se había puesto enfrente de Ales…

Alex: Bueno, que os parece si, como somos pocos hoy nos centramos en una clase explosiva, nos concentramos más en los glúteos??? Vamos ha calentar un poco y luego casi toda la clase hacemos etapas en cuesta y sostenidos…
Lo que me faltaba. Me pongo al fondo de la clase todo el año para no verle el trasero a este tio y ahora que estamos casi solos vamos a trabajar específicamente el trasero… muy bien tio… muy bien…

Empezamos calentando, poca resistencia y a buen ritmo. Nada mas empezar la música me transformo, suenen los grabes y no escucho nada mas a mi alredor, calculo la resistencia de la bici según los ritmos. Creo que nos pasa a todos los que hacemos muho spinning y por eso el profesor siempre grita… en cada grabe uno de mis pies tiene que estas golpeando casi el suelo casi todo lo demás de la música es accesorio… curiosamente ahora suena una mezcla de “Two Times”…

Cambia el ritmo casi al instante.

Ale: posición 3, todos arriba, resistencia al 70 % y SUBIMOS!!!

Todos a una agarramos el manillar en la posición tres y subimos separándonos del sillín. Empezaron mis problemas.

La sala está rodeada de espejos. Mis ojos de una forma instintiva se lanzan a las encima de las piernas de Alex, la excusa es ver el ritmo que lleva pero mis ojos tiene vida propia, le hago un repaso desde las zapatillas hasta el paquete para terminar mirándole fijamente el culo. Tengo que apartar mi mirada…


Cambia la musica…

Alex: vamos abajo 4 segundos y subimos en posición 3, resistencia 80 %... VENGA!!! VAMOS A DEJARNOS LAS PIERNAS!!!!

PA! PA! PAPA!!

No puede ser… hoy me tendría que haber metido a yoga… Físicamente estoy bien pero me siento torpe, incapaz de seguir ningún ritmo… si me concentro no es en la bici….

Subimos y bajamos del sillín intermitentemente. El roce al subir y bajar con mi bañador me está empezando a parecer sugerente y en una cierta medida excitante. Me concentro para no mirar el prominente culo duro de Alex. Es un esfuerzo casi titánico. La clase, como todas las del gimnasio está forrada de espejos y mire donde mire solo veo el subir y bajar de ese impresionante culo…

Por fin la clase llega a su fin. Nunca se me habían hecho tan largos los 40 minutos de clase, será cierto eso que dicen los mayores de que cuando las cosas se hacen bien el tiempo pasa volando…

María: hay… estoy reventada… te animas a una de abdominales..
Yo: no, no… hoy estoy roto, una de baño turco y a casa…

Me entretengo un segundo hablando con uno de los alumnos de la clase, resulta que estaba probando el gimnasio, le había gustado mucho la clase… como siempre habíamos terminado todos en un mar de sudor… creo que tanto esfuerzo e slo que hace de estas clases una invitación de complicad y colegue entre quienes somos asiduos, mucho mas que en otros deportes…

Entre unas cosas y otras soy el último en salir de la clase, me voy al vestuario. Mi sorpresa es que justo la única persona que hay dentro es: Alex. Estamos justo uno enfrente del otro desnudándonos, sudados…

Me siento por primera vez en mi vida violento no por desnudarme enfrente de alguien, sino por que se desnudara él… tengo la enorme tentación de mirarle, mientras me desvisto y hago que miro a cualquier otro lado, aprovecho cualquier excusa para mirarle de reojo.

Su espalda es un triangulo perfecto, con unos hombros muy marcados, y su trasero parece una nuez dura, protuberancia que se despega del cuerpo desafiando la gravedad. Húmedo. Como regado de sudor…

Me estoy poniendo malo. Siento una terrible angustia interior que me hace sntir fatal y no me deja casi ni respirar… Sin decir ni palabras me pongo la toalla en la cintura y me voy al baño turco. No puedo conducir con el en las duchas!!!

Porfin estoy solo en el baño turco. Todo mi cuerpo se ha humedecido, inclino la cabeza para apoyarla en la pared y respiro hondamente… “no por favor, no me pude pasar esto ami… cálmate, respira hondo… no es posible que se me ponga tan dura mirando a un hombre… es un accidente, seguro!! O como mucho una etapa… esto se va a apasar, ya veras…” pensamientos que retumban en mi cabeza.

Poco a poco logro relajarme y no pensar en nada. Pausar la respiración por el calor y las salidas de vapor que humedecen la sauna ayudan mucho. Sobretodo la falta de luz que hay, la media penumbra regada de vapor…

FLOP…!

Suena la puerta del baño turco, se pierde un poco de calor y humedad…. Miro a quiene entra. Es él…

Yo: hola.
Alex: hola..

No se si es solo cuestión mía pero noto tensión. Me tengo que relajar para que la tentación se meta conmigo en una sauna húmeda? No puedo salir corriendo… se sienta justo al otro lado de la pared, enfrente mio.

Ax: no te has ido este finde.
Yo: no que va, no había ganas y los exámenes están muy cerca…
Ax: no sabía que estudiabas… bueno es que no hemos hablado antes, creo..
Yo: no que va, me pongo siempre al final de clase, ya sabes, suelo tener prisa al irme..
Ax: ya oye… y hace mucho que haces spinning?
Yo: 2 años.

Se hace un pequeño silencio. Debe notar que no quiero una conversación. En este momento, al verle casi desnudo lo único que realmente me apetece es salir corriendo, la verdad.

FHUUUUUUSHHHH

Otro golpe de vapor sale de la pared. Estamos completamente empapados y las gotas comienzan a resbalar por mi cuerpo… normalmente me habría quitado las incomodas gotas de vapor con la toalla, pero al ver entrar a Alex mi polla había vuelto a reaccionar y no querría pasar la vergüenza. Para quitármelas paso mi mano por los brazos, la cara y por mi pecho…

Alex se pone de pie y utiliza su toalla para hacer lo miso. Queda todo su cuerpo desnudo. No puedo evitar mirar su polla al contra luz… madre mía… es enorme y está medio dura, de tal forma que al quitarse la toalla cuelga de un lado a otro como un péndulo. Es demasiado, noto mi toalla prieta, mi polla está reaccionando de una forma exagerada… Alex se sienta al lado mío sin anudar su toalla a la cadera, usándola solo para sentarse…

Alex susurra: no seas tonto…
Yo: Perdon?
Alex: Nada tío, pensaba en algo, estaba en otra cosa…. Oye! Has hacho mucho spinning pero hoy parecías un poco perdido…
Yo: si, bueno… es que tenia la cabeza en otra cosa… no es un buen dia…
Alex: ya…

Noto que su hombro roza el mío, pero permanezco hierático mirando al frente… pido a dios que no me toque. Voy a explotar… Alex se pone de pie, justo enfrente mio…

Alex: estaba tu cabeza por aquí, mas o menos? (Se agarra la polla con una mano…)

Me arde la cabeza, tengo un dolor de pecho increíble. Salgo corriendo ahora o nunca? Me debato entre unas ganas increíbles por tocar a este tío, sobarle entero, su poderoso culo prieto y su polla… o dejar todo esto de lado. La sensación de ansiedad es increíble… pero como se hace? Nunca he estado con un tío físicamente. No sé de quien, pero una voz gritó dentro de mi cabeza: TU ERES UN TIO, SEGUROQ UE SABES QUE HACER PARA DISFRUTAR CON UNO.

Tomo una decisión. Ya estoy aquí, no he hecho nada y la situación se ha presentado. Saldré corriendo toda mi vida? Ahora o nunca.

Yo: bueno.. por ahí… o un poco más atrás..

Estiro mi mano y agarro su polla… se parece a la mía, el tacto es el miso… resbala por la humedad del sitio… nada más tocarle se le pone durísima desafiante a la gravedad, por encima de la línea horizontal… nada mas tocarle estoy mas duro que nucna y la toalla anudada me hace daño.

Alex: a ver que tenemos por aquí?

Quita el nudo de mi toalla y mi polla sale disparada a mi abdomen. Joder! Nunca la había tenido tan dura y grande. La excitación es extrema. Estoy haciendo cosas prohibidas, no planeadas con un hombre y… en pleno gimnasio..

Mientras le pajeo un poco y con timidez, no dejo de mirar mi polla, parece que tiene vida propia, como palpitando golpea mi abdomen…. Siento que quemo por dentro… pasa un pensamiento por mi mente: y si es la última vez que estoy así con un hombre? Quiero hacer todo lo que pueda… con mi mano izquierda le toco los huebos, los meto bien en mi mano… los muevo… son enormes, no me caben enteros en la mano.

Me hubiera quedado así hasta correrme… y a poco que habría pensado que eso es todo lo que iba a hacer pero no…

Alex:venga tio… cometela..

Un segundo de pánico en mi cabeza. Comerme yo una polla? Imposible… no soy maricon… meterme algo asi? Ni idea… pero si eso no cabe.. pero… pero si “comeme la polla” es lo que decimos cuando queremos mandar a alguien a la mierda… pero si “come pollas” ha sido el mayor insulto que podiamos decir de niños a un compañero de clase… pero… la boca se me estaba haciendo agua..

Se me olvida lo más importante: nunca lo he hecho antes… sabre hacerlo? Un pensamiento: “pues claro idiota!, es el único acto donde ser activo es la mejor garantía y mejor escuela de saber ser un buen pasivo… y: cuantas tias me han comido ya la polla? Pues se como hacerlo”

MI excitación era máxima, acerco mi cabeza esa enorme polla dura, húmeda, y empiezo a metérmela dentro de la boca. Tengo que decir que desde entonces he debido aprender mucho. La experiencia es un grado…

Alex se aparta un segundo, pienso que he echo algo mal o no demasiado bien… me inclina sobre el banco y se pone encima mío, colocando su polla en mi boca y agarrando la mía con una mano. Empezamos un 69… una lección en el instante de cómo se debe comer un buen rabo… yo imitaba sus lengüetazos, las succiones de sus labios y ese tirar sin hacer daño ni aflojar…

Ninguna mujer me había hecho algo así antes. Será cierto eso que dicen de que no hay como un hombre para dar placer a otro porque se conocen físicamente a la perfección?.

Terminamos al rato, el se corrió en mi pecho y escuché un ruido en las duchas que están justo al lado.

Mi cabeza tomó conciencia en ese segundo de lo que había pasado, de lo que había hecho, de todo lo que podía llegar a pasar. Me asusté, me acojoné, me agobié por dentro… me puse la toalla de nuevo y salí corriendo a las duchas…. Tenia una sensación de suciedad en todo el cuerpo, no podía dejar de tragar agua y escupirla como para limpiar mi garganta de algo que en ese momento no quería que hubiera pasado… pero por dentro algo me decía: “ esto es el principio, un mar de pasiones, sensaciones, se aproxima”


Jamás he vuelto a ver a Alex. Dejé de ir al gimnasio un més… con el tiempo un día le pregunté a María por aquel monitor que nos metía tanta caña en spinning….

- Pufff…. Ese se largó. Resulta que estaba casado, tenía treinta y pocos y la mujer embarazada…. Y parece ser que al poco se divorció… cuernos, creo…

martes, 20 de abril de 2010

UN CULO DE CAMPEONATO


Esta es la segunda vez que me siento a escribir esta semana y espero que no haga falta una tercera ara escupir lo que quiero contar… siempre escribo de carrerilla pero esta vez no se que me pasa… ayer llené “folios” de tinta sin sentido, de los que no van a ninguna parte ni enganchan al lector…


……..

He salido de un finde terrible, el jueves me acosté con un poco de fiebre y sueño acumulado de toda la semana (demasiada guerra pa el cuerpo) y el viernes después de trabajar caí rendido en la cama, bueno fue en el sofá…. Al día siguiente tuve un día de esos perros en los que no te apetece hacer nada, viendo pelis, comiendo cualquier mierda y fumando como un carretero. La verdad es que me rallé mucho con algunos pensamientos que os ahorro, pero saqué algunas conclusiones: mi ex no merecía nada la pena, un tío que conocí la semana pasada se ha “colgado” de mi ( o de mis calzoncillos que es lo mismo) y la más importante de todas; mi amiga Jess está como una cabra…

Llegado el sábado por la noche, entre las décimas de fiebre y la desidia instalada en mi cuerpo, había rechazado varios planes para salir: uno era puro petardeo y posturno en un sitio de moda (cada vez me da mas pereza) otro un cumpleaños, ves ese si me da pena… y el último un extraño plan con velas de por medio de quien terminé deduciendo es un nuevo acosador… joder que ilusión!!! Nunca había tenido uno y ya sabéis que todo lo primero siempre emociona… jajajajaja

Sobre las 11:30 de la noche estoy tirado en el sofá, se ha terminado el la película más coñazo que he visto en mi vida que no recuerdo ni de que va por que me dormí tres veces y, ya con las los créditos recupero la conciencia en su estado más álgido, ya no me duele la cabeza y creo que va sendo hora de salir de ese bucle depresivo infernal que a veces nos envuelve cuando estamos enfermos….

Por cojones me voy a auto obligar a salir, a hacer algo… pero la sola idea de llamar a los colegas y tener que ducharme parece que cubre de plomo mis piernas… paso… quiero salir a la calle hecho un cerdo, natural, paso del proceso de acicalarme, total: hoy ni de cola ligo, no quiero….

Así las cosas me pongo un jersey que encuentro en la cocina y me calzo unas zapas cualquiera… me imagino que mi amiga Jess me habría echado la bronca por mezclar colores jejejeje pero yo soy fiel ami máxima: si vas limpio vas bien…. Ya en la calle empiezo a andar. Podría inventarme una historia mental de por que mis pasos tomaron dirección a La Castellana, pero lo cierto es que no pensé en nada. El automático estaba puesto: hoy vamos al Seagul. A donde más se puede ir cuando todo te importa un carajo, no hablas si no quieres y esperas no ser juzgado por ir un sábado sin camisa???

Extrañamente Madrid está vacío, me temo que la única razón es la puta crisis que nos tiene a todos en ascuas y me temo también que el Seagull no va a tener mucha gente. De todas formas yo lo prefiero. Me van entrando unas ganas locas de tomar una cerveza fría… de esas que casi tiene hielo en el cristal…. Con musía electrónica de fondo.

Llego a la calle Don Rodrigo que está más vacía que nunca, solo se ve a dos tíos repartiendo publicidad de locales de Trans y poca cosa más… y por fin me planto enfrente de la puerta negra del Seagull…

-Menudo descubrimiento (pienso…)

Agarro la polla de bronce desgastada que tiene por pomo la puerta y tiro, se la han dejado abierta o junto ha entrado alguien. Que mas da??...

Como siempre el local está oscuro, las pocas luces que hay se centran en la barra y la música electrónica suena, perfectamente mezclada, cual coro gregoriano.. si bien el mensaje me temo que es completamente distinto:

“ A MI ME GUSTAN LOS TIOS… SUS MANOS, SUS HOMBROS Y PECHOS PELUDOS, SUS PAQUETES, SUS CULOS…. SUS POLLAS!!!”

Amen….

Después de escuchar una oración así se comprende que en un sitio como este las palabras sobren casi siempre…

Por si no fuera poco alucino con la escena que veo nada más acostumbrarme a la falta de luz… El “Banana” está colgado de una barra que normalmente aguanta la cortina “anti cotillas externos al bar”… intenta hacer flexiones y no es que no pueda por falta de fuerza, es que un tío desconocido está tirando de su enorme polla haciendo que este tiarron se columpie de atrás hacia delante… el desconocido es un tío mayor pero con encanto, debió haber sido un cañón de tío, se le ve fuerte, solo tiene puestos nos suspensores que enseñan su enorme y firme culo y unas botas negras… peludo canoso y con la cabeza rapada. En fotografía quizás no sea mi estilo, pero de frente se ve que es un tío de verdad. Sabéis cuando huele a macho?...

Entro intentando no molestar a los dos protagonistas de todas las miradas del bar que para mi sorpresa está lleno de gente. Cuando cruzo, el tiarrón desconocido respira con fuerza mientras me mira a los ojos y pone una cara de cerdo descomuncal… espero no distraerles cuando el Banana suelta:

- Ya está aquí “El pite”!!!... hoy no te vas sin que te comamos la polla…

Sonrío, le miro y le guiño un ojo. Pongo rumbo a la barra, mi boca está pidiendo a gritos una cervecita…. Eso pá empezar…

Abierta la cerveza me acomodo en una silla de la barra, de esas que tiene el precio muy alto, en un descuido de un hombre que me imagino guiri… pero es que hay que ser rápido. Cuando regresa del baño y pone cara de extrañado por que le han quitado el sitio le sonrío para que no se mosquee y enseguida miro a otro sitio para que no se confunda….

No puedo explicar, rodeado de tanta escena sórdida, gente mirando con malas intenciones lo a gusto que me puedo encontrar… es como estar solo en medio de la multitud…

En medio de esta felicidad, se acerca X que debí conocer hace unas semanas en este lugar, borracho como una cuba y se trae a varios asiduos al lugar. ME da dos besos y me dice algo que es imposible de entender. Entre os colegas que trae hay un tío en el que yo me he fijado hace ya algún tiempo. Debe tener unos 32 años, espalda ancha, brazo formados, barba de tres días y el pelo descolocados, castaño dice llamarse Andres… uno de esos tíos con sonrisa traviesa. Creo que me toca ser simpático con X si quiero terminar metiendo mano al ejemplar este.

Transcurren unos minutos de conversación intrascendente con el grupo, Andrés ha hecho ya algún que otro guiño hacia mi, me ha mirado el paquete y poco a poco se va poniendo más cerca hasta que hay un obstáculo difícil de superar. X empieza a ponerse muy pesado, si cuando llegó me toco por encima el paquete y los pezones ahora me agarra la mano don exagerada fuerza y mas que dolor siento una sensación de incomodidad brutal….

Ya tiene alguien que joderme con lo bien que estaba yo. Mas que el hecho de joderme el ligue con Andrés, lo que me revienta es que después de dos días jodidos y encontrar la calma en un sitio, tenga que venir alguien podidamente borracho… a joder!!! Es una de las situaciones que me pone nervioso y que no se afrontar…

Le quito la mano a X y me pongo de pié.

-Tíos me voy al baño.

Del grupo recibo un par de miradas cómplices como solidarizándose por la situación tan embarazosa que ha protagonizado su amigo…

Me habría gustado que Andrés me siguiera al baño pero las posibilidades son pocas ya que es muy colega de X y, o le acompaña a casa por el pedo que lleva o desde luego, no va a follar al baño con el tío que acaba de decirle que no descaradamente a su amigo.

El cuarto oscuro de camino al baño está a reventar; ya hay como tres escenas de sexo… colgado de la silla de cuero hay un tio abierto de patas jadeando y completamente desnudo mientras un tio bajito y con chaps de cuero negro le lubrica con un dedo que mete y saca rápido hasta el fondo… al lado hay dos tios con los pantalones bajados y las camisetas quitadas… me temo que van a improvisar un GandBang… al pasivo le van a destrozar el culo hasta que no pueda ni cerrarlo.

Pasando justo al lado, uno de los que esta esperando para penetrar me agarra del paquete…

-Te he visto antes tio… por que no te la sacas y te unes a esto?? Yo te la chupo para que se te ponga bien dura… y empieza a levantarme la camiseta para meter la mano dentro del pantalón…

Me acerco a su oído.

-Hoy no tío, no hay ganas… pero otro día os veo e igual os doy a los cuatro…

En el fondo hay dos parejas más comiéndose el rabo… es curioso que con toda la gente que hay mirando y las escenas tan placenteras que están ocurriendo el sitio sea tan silencioso como un sepulcro y solo se escuchen discretos jadeos y silbidos que se producen al esnifar de algún bote de poppres….

La verdad es que prefiero cuando esta parte del bar está más bacía, me da la sensación de que la mayoría de los que hoy están en el cuarto oscuro son salidos morbosos que esperan un rayo de luz o el encender de un mechero para ver algo de lo que está ocurriendo. Estos tíos se irán a casa a hacerse pajas con lo que vean o medio intuyan. Pero no saben lo que es el sexo… no viven la cultura del sexo…

Salgo del cuarto oscuro. Hoy el partido se juega en la otra sala… bajo las escaleras y me voy a uno de los lados donde pueda evitar a X… que me temo que ya se ha ido.

Me siento en una tarima que hay e investigo con la mirada como anda el mercado de jugadores. Hay alguna cosilla… si bien alguien se ha encaprichado de mí. Un tío de la barra que podría ser luchador de sumo con pinchos en el cuello y que no niego que tenga su morbo para alguno, no para de mirarme. Pero hasta dee so tengo que aprender a dar las gracias. Mientras le pongo cara de serio y le miro a los ojos con un claro masaje de “NO, NO PIERDAS EL TIEMPO” veo detrás suyo todo un ejemplar de macho con un Ben Sherman rojo…

Me temo que el tío del polo rojo no se va a fijar en mí. NO puede por que una enorme masa del tío se lo impide y no hay nada mas patético que hacer señales de humo para que se fijen en uno. Lo mejor es terminarme la cerveza de un tiro y acercarme a la barra…

Me acerco a la barra y pido otra cerveza… con lo rápido que me he bebido la primera, los antibióticos y que no he cenado creo que me voy a coger un pedo curioso…

Me atiende el Banana:

-Que te pongo guapo?
-Un tercio…. Oye, ya has terminado? Jajaja
-Si claro macho… un poco más y me la arranca. Ya te la han comido ahí arriba?
- No que va…. No hay nada… pero igual ese de la esquina de la barra, y que no para de mirar me la termina comiendo… el del polo rojo.

El Banana mira un segundo y con cara de sorprendido me suelta:

-Macho, se llama Alex, es cubano y te ha tenido que escuchar perfectamente, idiota!!

Alex se hace el distraído, por primera vez me quita el ojo de encima y mira al suelo…

- Pues de eso se trata maricón!

El Banana se ríe mientras se va a atender a otro cliente y murmura: “lo pero de todo es que luego le funciona…”

Me pongo fijamente a mirar al cubano. No digo nada. Se nota que el tío empieza a ponerse nervioso, pero de esos nerviosismos de no saber si romper el hielo. Me encanta… pero no voy a mover ni una ceja. Alex saca el paquete de tabaco y como con duda, como si fuera la primera vez que va a hacer algo, desde la distancia me ofrece uno…

Sonrío y digo que sin con la cabeza. Sorteo al luchador de sumo y me acerco. Agarro el cigarro y me lo enciendo con mi mechero. Creo que lo mejor es terminar de intimidar antes de emprender una conversación gillipollesca:

-Anda que te ha costado….

Alex pone cara de incrédulo. A lo mejor me he pasado de chulo, el da el paso y encima me meto con él- Pero este tío no se me escapa.

- Pero he estado apunto de hacer lo mismo y ofrecerte un cigarro…
- Jaja (risa algo nerviosa) ya sabes que las grandes mentes piensan igual.

Creo que lo más decente es que el siguiente “aprouch” lo haga yo, no?. Y le invito a sentarnos encima de unas cajas de cerveza, hablamos un par de chorradas y evito mirarle a los ojos. Ya lo hemos hecho mucho y puede parecer meloso. Miro sus vaqueros… se intuye que tiene un buen paquete y las piernas bien formadas, el vaquero no falla ;)…

Después de tres preguntas inocuas, parece que no hay nadie en el bar, como si estuviéramos solos… y mientras me mira un segundo a los ojos meto uno de mis dedos por la raja de su pantalón a la altura de la rodilla y le digo:

-Eres el primer cubano que veo con ojos azules…
- Y has estado con muchos? (me dice un poco tímido)…
-NO… tu vas a ser el primero…

Se hace un pequeño silencio entre nosotros dos… que rompe él:

-Igual no luego no soy lo que te gusta… en el sexo no soy un cubano al uso…

Me acerco a su oído, muerdo el lóbulo de su oreja con los labios… y susurro:

- …a mi lo que me gusta es ver el placer en la cara de la otra persona. Hacerle feliz… volverle loco toda la noche…

Alex parece que ha perdido ya mucha de su timidez… me pone una mano en el paquete que agarra con ganas de una forma posesiva mientras tira el cigarro y me coge de la nuca… lleva mi cara a su cuello… le empiezo a dar lengüetazos con la punta de mi lengua… y se tropiezan nuestras bocas, el deja sus labios muertos y me deja jugar dentro de su boca con mi lengua mientras paso mi mano por su espalda llegando a su trasero, duro y prominente… se separa un segundo y me mira a los ojos:

- Yo vivo cerca…. Quieres que nos vallamos?

Afirmo con la cabeza..

Vamos camino a su casa, no hay palabras entre los dos hasta que nos encontramos con un chino en la calle Hortaliza… UNAS BIRRAS? Compramos varias y seguimos el camino.

Solo nos cruzamos unos cuantos enanos saliendo de ChaCha… borrachos perdidos y que no paran de mirarnos. “Futuros asiduos de Chueca, pienso”… llegamos a una de estas calles de aceras enanas del centro de Madrid, el se pone delante y me deleito con las vistas… Alex es un machote de mediana estura, lo cual lo hace muy accesible, rapado, una espalda anca coronada por unos buenos hombros y al otro extremo… un culo de impacto, bien grande y redondito… al andar se ve que debe estar bien duro… pero hay cosas que tenemos que comprobar antes de nada… en un momento que se para le agarro bien el culo con fuerza…. Lo tiene bien duro, me acerco a su oído:

-Falta mucho??? Tengo ganas de verte ya en pelotas….
-En la esquina tío… me la estas poniendo dura…

Llegamos a un portal un tanto destartalado cerca de Tribunal. Vive en un bajo, para mi sorpresa bien arreglado y con pinta de moderno… solo unos cuantos detalles de fotos y estatuillas negras le delatan como cubano.

El ansia es tremenda…. Se respira entre los dos,,, me ofrece algo de beber a lo que contesto que tomare lo miso que él… se va a la cocina y me quedo en el salón, pequeñito… La verdad es que no estoy muy cómodo con los cojines de “croché” que me recercan a alguna serie inspirada en la post guerra…

Para que coño he venido, pienso…. Pues vamos a por ello.

Me acerco a la cocina y veo que está preparando unos rones… a debido ir al baño primero por que tiene el pantalón desabrochado enseñando un enorme bulto tras su calzoncillo, que sobresale del pantalón…

-déjame que te ayude tío…

Me acerco a el, tiro del último botón que le faltaba por desabrochar de su bragueta y meto la mano dentro…:
-Ufff tio…. Aquí hay mucho que hacer, he?...

Alex cierra os ojos, masajeo bien su enorme bulto mientras con una mano bajo su calzoncillo y tiro del pantalón… ël deja caer la botella sobre la encimera…abre un poco la boca como `pidiendo que le bese, pero se va a quedar con las ganas…

Saco su enorme rabo que empiezo a pajear con mi mano, le retiro la piel hasta el final y vuelvo a la punta…. A este ritmo se la arranco… escupo desde la distancia y acierto. Con mi saliva es mucho más placentero. La tiene enorme, recta y con unas venas a los lados que da la sensación de que va a explotar. La dejo un segundo libre y parece palpitar hacia arriba…

- Sigue papi, sigue….

Se apoderan de mí unas ganas enormes de meterme ese pedazo de polla en la boca…. Cual es el primer signo de ser gay sino que nos gusten las pollas? Pues esta es de libro….

Me pongo de rodillas y levanto su falo, frente a mis ojos sus enormes bolas… esto es demasiado… empiezo a acariciarle los huevos con la punta de mi lengua… y los pellizco con las yemas de mis dedos…

-Ahhh si… que bueno eres… cométela…

Se retuerce un poco sobre su espalda y se apoya en la encimera… me excita muchísimo verle inmerso en tanto deseao… no dejo de acariciar sus huevos mientras con la otra mano agarro su falo, ENORME que coloco frente a mi boca… saco mi lengua y empiezo a recorrer la punta rosada de esa enorme polla… no puedo dejar de segregar saliva y el sonido resulta de lo mas excitante, como un sorbete…

-Shuffff. Shuffff

Primero le meto un poco y lentamente en mi boca mientras juego con mi lengua por cada pliegue y con cada vena… luego me la trago un poco más… pero solo alcanzo la mitad. Presiono con mis labios mientras la introduzco y mientras la saco succiono con fuerza…. Deteniéndome en su poderosa punta cada vez… con la otra mano voy buscando el agujero de su culo el cual, sorprendentemente está bien húmedo… Me estoy poniendo a mil y me desabrocho el pantalón, saco mi polla como puedo que está bien dura y empiezo a pajearme mientras con la otra mano voy metiendo un par de dedos en su prodigioso culo…sin soltar nunca su polla, retenida ente mis labios…

En una de esas, perdido con la excitación, los pequeños golpes de cadera que me permitían chupar su polla hasta la mitad se exceden… y por encima de toda excitación noto que no puedo meterme tanto rabo… ya no me está gustando tanto estar agachado… ya se lo que debe sentir mas de uno cuando se pòne entre mis piernas…

Me pongo de pié y Alex abre los ojos…



MAÑANA SIGO QUE VIENE LO MEJOR----

He debido parecer novato: nunca se come un rabo enorme sin agarrarlo por la mano….

Los dos de pié y súper excitados, con los rabos bien tiesos y húmedos… le garro de la nuca y le invito a que baje para probar mi polla. Quiero que me la coma un buen rato… sus labios aprietan la punta de mi falo mientras su legua juega a meterse entre el pliegue de mi piel y el prepucio… parece un juego tímido de resistencia a tragárselo entero, y poco a poco se lo va metiendo y sacando…. Tiene los labios fuertes y noto el roce en cada centímetro de mi piel…


Tener a Alex agachado entre mis piernas me provoca un calor sofocante. ME quito el jersey y la camiseta que dejo caer en la encimera de la cocina… justo al lado veo unas fresas y un bote de miel…. Dios!!! Estoy súper caliente y guarrete… cpojo una de las fresas y le doy un mordisco, el jugo rojizo de la fruta se resbala por mi boca, cuello y se detiene en mi pecho dejándolo pringoso y con el aroma de la fruta fresca… me como otra fresa y lo mismo… el liquido ya llega un poco más abajo… una gota golpea la nariz de Alex que seguía comiéndome el rabo como un energúmeno…. Levanta los ojos y sin dejar de comerme el rabo me mira fijamente…. Me coje los pezones humedos con las llemas de sus dedos y empieza a retorcerlos mientas se intenta meter mi polla ahsta el fondo, se ve que le cuesta pero este carbón tiene bien profunda la garganta…

Alex se pone de pie para quitarse del todo los pantalones y comerme los pezones…. Primero absorbe el líquido que han dejado las fresas por mi pecho, se quita la camiseta y mientras con la punta de su lengua golpea intermitentemente mis pezones con la mano busca algo que se ha debido quedar detrás de el… alcanza aquello que está buscando y saca como de su espalda el bote de miel…

- Machote, te veo muy cerdo… (me dice)… te voy aponer a mil…

Joder ya estoy a mil con este cabron!! Abre el bote de miel con una mano mientras con la otra coge de forma posesiva mi rabo y lo embadurna enteros del liquido pringoso… el contacto con la miel es caliente, espeso… deja que gotee bien el liquido, pero antes de que la primera gota de con el suelo se lanza a comérselo nuevamente… nunca había sentido lo que es que te mojen el rabo de miel y te lo coman bien, con ganas… la sensación es extraña, excitante, pero sobretodo el rollo que se ha creado entre nosotros dos casi sin palabras es brutal. Parece un juego de sorpresas en que el objetivo es matar de placer a la otra persona…

-Guf, gluf,gluf….

ME come la polla con dedicación…. La boca se le inunda de su propia saliva mezclada con la miel…. Mientras se toca y masturba… de cuclillas le deben de doler ya las rodillas. Se pone depie y me dice que nos vallamos a su cuarto.

Alex entra primero y quita las sabanas, me echo en la cama y le extiendo un brazo para que se ponga al lado mío, el se inclina, me da un beso y se aproxima a mi oido para decirme:

- Te importa si me hago un porro, me pongo y traigo una cosa???
- Claro que no… trae lo que quieras…

En mi interior estaba pensando que Trebia algo de lubricante y quizás un bote de poppers, si bien no se en que otra parte de su casa puede tenerlo… al minuto viene con el porro en la boca, un bote de lubricante en una mano y un dildo en la mano…

Me quedo un poco sorprendido… es uno de esos momentos en que no sabes que hacer, si parar el juego o que… por su cara maliciosa me temo lo peor y, lo siento… yo me meto nada y menos un plástico por el culo amigo..

-Perdona Alex… y esto? ( le digo señalando el trozo de plástico con forma de polla)

-Espero que no te importe machote…. Vamos a jugar con él para prepararme… estoy cerrado y si no me entra tu rabazo…

-Ok bueno… lo haré con cuidado…

Por un segundo suspiro con alibio, se me vino a la cabeza sus palabras diciéndome que no era un cubano ordinario, que tenía gustos “diferentes”…. Se tumba justo al lado mío y empieza a lubricar la polla de plástico mientras le beso y juego con sus lavios, succionándolos y tirando de ellos… levanta las piernas y comienza a frotarse el consolador por la entrepiernas, por el espacio de piel que hay entre los huevos y el ano..

-Ayúdame guapo…

Dirijo la punta del plástico a su agujero… dirá que esta cerrado pero yo diría que tiene el agujero del culo bien abierto…. Cojo el dildo con una manos y empiezo a meterlo suavemente, no hay resistencia, lo retiro un poco y lo mero otra vez…

-Asii… tio.. asi.. ahhh… vete metiéndomelo lento, entero…

Y sigo sus instrucciones. Empiezo a entender por que la necesidad del aparato. Cada persona es un mundo y cada culo también. Parece que el culo de Alex está bien cerrado en algún punto interior… mientras lo meto lentamente el contiene la respiración, se nota en su cara la extraña mezcla entre placer y dolor que le estoy causando y de vez en cuando como para evitar pegar un grito le da profundas caladas a su porro…

-Estas bien tio??? (le pregunto)… podemos hacerlo más lento si quieres..
- No… tio… me pones muy cerdo… quiero dilatar bien para tu polla…

Agarra la mano con la que le estoy metiendo el dildo y mientras me besa y cierra los ojos con fuerza aprieta hacia dentro hasta que parece que el trozo de plástico va a desaparecer dentro de su culo…

-UUUUUUfff… así… me vas a meter tu tranca campeon?

NO puedo contestar… deduzco que el proceso de dilatación que tanto necesitaba ya ha terminado…. Me pongo de rodillas en la cama y abro un condon…

-Espera… dejame chuparle un poco antes de ponerte el condon…

Me la chupa un poco antes de plantarme el condón mientras sigue con su mano sujetando el consolador bien dentro de su culo…. Me pongo el condón como puedo, estos condones gratis son jodidamente estrechos, me cago en la puta…

ME pongo enfrente suyo y pongo sus piernas sobre mis hombros mientras con una mano voy retirando el cacho de plástico de su culo… mientras lo saco, parece que a Alex se le ponen los ojos casi en blanco, como fuera de si y presa del placer que sabe que va a sentir…

-te voy a follar bien cubanito….
- si… rómpeme el culo machote…

No se por que, la tensión, las ganas acumuladas o el qué, pero le calvo la polla de una sola envestida hasta el fondo, hasta el final..

-Cabrón!!!!… si… rompeme el culo hijo puta….

Parece que los dos estamos sintiendo las mismas ganas de follar como animales, de ser brutos y mis envestidas son profundas, desde casi sacarlas hasta clavarla completamente… su cara es un poema de placer, de excitación máxima… cuando consigue centrar los ojos me mira con deseo, con ansias y eso me provoca mas ganas de de ser un animal con el…


Sus gemidos pasan de ser rítmicos con mis envestidas a ser más incontrolados, más inconscientes. Bajo el ritmo para que no se corra.

-Si que sabes carbón… ahora lentos… si…

Con la polla a medio meter, doy envestidas cortas y lentas, constantes…. Sus gemnidos son también más pequeñitos…

-Si tio…. siii… son como besos de tu polla a mi culo…

Nunca lo había visto así pero la comparación es buena, el roce de la polla con el punto de la próstata que le estoy tocando, lanza pequeñas descargas de placer indescriptibles… pequeños besos…

Seguimos por un periodo de 20 minutos en esa postura.. Abrazados y metiéndole mi polla a diferentes ritmos, para que no se acostumbre a ninguno.

- Machote… no voy a aguantar más…. Me quiero correr….

Le doy la vuelta y le pongo encima de mí. Además de gustarme es postura como activo, para el pasivo es la mejor forma de controlar cuando se quiera correr y el ritmo, quiero a demás ver como se mueve su enorme polla mientras da botes encima mío…

Mientras se mueve con velocidad Alex solo puede mirar hacia arriba, sus jadeos son agudos y cada vez mas seguidos, su ritmo es trepidante y se va a correr d eun momento a otro. Su polla enorme parece incluso ir mas rápido que los movimientos de su dueño. ME excita muchísimo la escena…

-AAAAAAHhh, ahh, AAAAHhh…………

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

Alex se ha corrido sobre mi pecho. El chorro de leche ha sido impresionante…. Cae rendido junto a mi…. Parece que esta intentando recuperar la respiración…

-Tío…. ha sido impresionante… siiiii…. Tio… siiiiii…. Cabron como follas…. Ni me he tocado para correrme hijo puta… no te has corrido?? Dejame que te ayude…


Como por un espacio de 5 minutos me come la polla mientras me toca los pezones con la palma de sus manos y los pellizca… hasta que me corro en su boca y le lleno de leche… no quiere soltarla, parece que disfruta con mi polla dentro de su boca, mientras unos hilos de mi leche se le salen por la ranura de su boca….

Estamos los dos reventados y nos quedamos medio dormidos.

Esa misma noche, entre el cruce de movimientos en la cama, los roces de nuestras pollas, el olor corporal…. Terminando follando un par de veces más……

Afortunadamente desperté antes que el por la mañana. Han sido buenos polvos, pero estos es de los que es mejor salir por patas y no dar señales de vida….

Cojo mis cosas, que están desperdigadas en la cocina: pantalones, calzoncillos… me limpio un poco en el baño y suena un ruido en la habitación. Alex se ha encendido un cigarro y aunque se que no quiero volver a verle, me da palo irme sin despedir.

Entro en la habitación y Alex está de lado fumándose el cigarro. No se muy bien que decir que suene intermedio y que no tenga que darle mi teléfono… quiero quedar bien. Si le veo otra vez quizás podamos pasarlo increíble, pero no quiero una relación de follo-amigos y llamadas con él… voy a decir algo pero me interrumpe:

-Bueno guapo ha sido bruta…. Follas muy bien cabroncete… pero creo que lo mejor es que, si nos volvemos a ver, sea por coincidir en la calle…

- Me parece muy bien. Bueno tío cuídate… tienes un culo prodigioso…

Salgo del piso… son como las 10 de la mañana y emprendo el camino a casa.

lunes, 12 de abril de 2010

EL PAQUETE O EL COCHE


Son las 4 de la mañana y ya no hay ningún bar abierto, todo lo más alguna discoteca de renombre, franquicias de estas donde no hay juego ni diversión a no ser que vayas con mucha gente, solo postureo y gilipolleces varias.

He estado toda la tarde noche con los colegas por la latina, cervezas, copas y alguna cosilla de picar, casi nada. Mientras voy andando a ninguna parte la memoria de borrachín me trae a la cabeza conversaciones de esta misma tarde a las que, ahora mas consciente, les cambio las frases y acierto a dar respuestas más inteligentes… hoy es el primer día que salgo en varios meses con mi grupo de amigos gays y siempre que que veo el “petardeo” desde fuera me resulta igual de esperpéntico…

Recuerdo…

- Mira ese es mono… (me dice Jorge..)
- Joder tío, si solo le falta una peineta pá ser la versión anoréxica de Lola Fores…

Cuando uno va pedo se olvida de que “pa gustos los colores”… hay máximas que nos esforzamos por vivir, como el respeto y la tolerancia que bajo el poderoso efecto de la 8ª copa se nos olvidan…

He llegado andando a la calle Genova, no hay ni un alma por la calle y saco el móvil mientras me apoyo en un coche, un Cayenne, que me recuerda a un hijo puta que conocí hace tiempo. ( De él ya os contaré, que tiene su miga….) Empiezo a repasar la lista de contactos.

Antonio Sixta…. No, seguro que está dormido y no la comía bien.
Ana Portugal… quien coño era esta guarra? Ah! Ya, una compañera de la uni…

NO acierto con la mitad de los nombre en clave, me apetece desconectarme cuando los leo pedo: Anna Liquid, Pepe no Jose, Ernesto Cool, Petado OHM… Y a todo esto se acerca alguien por la derecha, bajando la calle.. un par de borrachos (más que yo!) y otro un poco más a lo lejos que no debe estar tampoco demasiado cuerdo.. este último tiene buena pinta, camisa leñador roja, vaqueros desgastados y unas zapas curiosas… no puedo prestar mucha atención en mi estado la verdad… pero cuando veo una pieza decente mi instinto me lleva a poner una mano sobre mi paquete…

Sigo apoyado en el coche, mirando mi móvil y descartando gente a la que llamar hasta que una voz grabe me dice:

-Perdona, es tuyo?

Levanto la mirada y el leñador rojo está a menos de un metro con la mirada perdida pero orientada a mi mano izquierda (sobre mi paquete..). Con la guasa del borracho solo se me ocurre:

-El coche o el paquete??...
-No, no… el coche es mió…

Anda no me jodas, me las sé mejores… ante una contestación como la mía lo mejor es la humildad y decir lo que era obvio que estaba mirando… Miro otra vez mi móvil..

ZIIP!!

Saltan unas luces de los lados del coche y se abren los retrovisores. Levanto mi mirada y el tío tiene unas llaves negras en la mano. Las conozco, son las llaves de un Cayenne… he debido quedar como un gilipollas y mi cara debe ser un poema, de los malos…

-Perdona tío, estaba buscando un numero de taxi… ya mismo me quito…

El tío no dice ni una palabra y se monta, me quedo de espaldas a la ventanilla del copiloto. Pienso en la gilipolez que acabo de hacer… seguramente el tío no estaba mirando nada y he sido un creído de cojones al pensar que un tío buenorro estaba mirando mi paquete así sin más… Se abre la ventanilla del coche:

-Oye, la pregunta era por el paquetón…

Este momento requiere una respuesta rápida, una que no te haga quedar como un idiota integral ni un niñato y si es posible ponerle humor para restar ridículo a mi actuación anterior… una simple risa sería una cagada.

- Pues si tío… es que nací con él sabes?...

El tío de la camisa de leñador sonríe, mira un segundo hacia delante y me dice:

- Anda, súbete que te acerco, no vas a encontrar un taxi en la vida..

En ese momento pasa un taxi justo al lado. Me subo en el coche y le doy las gracias… no puedo ir de listo, que este es perro viejo y me las va a dar con queso, lo ha demostrado. Se presenta, se llama Ignacio. Me fijo más detenidamente en él: es de mediana edad, barba de dos días, cuello grueso y por lo ajustado de su camisa deduzco que deportista, ancho sin un solo michelín…

Arranca el coche sin mirarme ni una sola vez. Este tío se las sabe todas, será cabrón.

- Bueno, donde te acerco?
- A Goya
- Altura?
- Cuando nos acerquemos yo te digo…

Empieza el tío a conducir, abre una de las ventanillas hasta la mitad y me pregunta a donde he ido esta noche. Contacto de ojos cero.

-Oye seguro que tienes algún temazo, te importa si… Y enciendo la radio antes de que conteste nada. No se que es pero suena bien.

Estas situaciones son las peores. Se que el tío se dedica a analizarme, le he debido gustar pero no se va a acostar con cualquiera, no en su casa y su juguete, el coche, no va a dormir en la calle… Ya hemos pasado la altura de mi casa y le dejo que siga conduciendo por Goya, de haber hecho algo ya habría sido demasiado rápido. Llegamos a Ventas y el tío para en un semáforo.

- Oye, a que altura decías que vivías?
- Bueno, la verdad es que lo hemos pasado ya… en esquina con Serrano, pero estaba a gusto y me molaba la musica…

Ignacio me mira y se sonríe. He jugado bien mi mano, por donde vivo y por no lanzarme al cuello… y le he dejado saber que estoy a gusto… Quita la primera marcha. Es la primera vez que me mira fijamente y girando la cabeza. Creo que debo jugar la siguiente carta, le cojo de la mano derecha y se la pongo en mi pierna, sobre el vaquero.

- Si no estas a gusto, Ignacio, me puedo coger un taxi aquí…

Sonríe y empieza su jugada: desliza su mano hasta la altura de mi paquete, lo toca por encima, no lo hace de forma obvia como para saber el tamaño, no, lo hace bien…

-Bueno chico… creo que lo mejor es ir a mi casa. Te parece?
-Acepto tomar la última en tu casa… (es importante dejarle claro que mi intención es, pase lo que pase, no dormir con él…)

CONTINUO ESTA TARDE…..

Llegamos a su casa, Ignacio es un tío de verdad, seguro en sus actos y comentarios, ha conducido de forma rauda y firme por toda la Castellana hasta llegas a las torres enormes que se ven desde todo Madrid. Llegamos a su edificio, moderno, metemos el coche en el garaje que es pequeño, solo 4 plazas y ningún coche. Me temo que el que hoy duerme solo es el Cayenne…

- Como ves no hay nadie en el edificio. Me comenta mientras aparca la mole.

Genial, pienso, si este tío me descuartiza no se entera ni el quico.

Apaga el coche y parece dudar en abrir la puerta para salir, se gira e inclina hacia mí. Típico paso, besar antes de salir del coche. Ya que lo hacemos, tenemos que hacerlo bien: agarros su nuca con mi mano derecha, pego mis labios a los suyos, mientras con su mano izquierda pasa su mano por la parte interior de mi pierna, muerdo con mis labios su labio inferior, masajeo su nuca e inclinando su cabeza hacia mi alcanzo su oído el cual recorro con la punta de mi lengua sin humedecerlo demasiado… alcanzo su cuello donde le empiezo a besar… Me susurra al oído:

-Joder que descubrimiento… que bien besas…
- Te puedo pedir algo Ignacio?
-Claro tío, dime…

Cojo su cabeza con las dos manos, dejando mis dos dedos pulgares justo debajo de sus ojos pardos, le doy otro beso y le digo:

-Vamos a dejarnos de cumplir todas la reglas, vale? Ya somos mayorcitos… y por lo que se ve los dos ya hemos jugado muchas partidas…

- Jajaja, vale, vale… tu ganas… subimos?

…………

Abre la puesta de su piso y se dirige a la cocina. Es un Loft muy moderno a dos alturas, siendo el suelo de la superior planchas de metacrilato transparente, todo decorado de un modo muy masculino donde destacan los negros, metalizados y marrones chocolate. Impresionante pero un poco ensayado la verdad…

Ante de entrar a la cocina me dice:

-Le encargue la decoración a XXX ( un estudio muy importante)
-Ah, si?... (pongo un claro tono de desinterés…. Nunca hay que parecer impresionado, eso le haría jugar con superioridad..)

-Bueno…. Agua, vino, cerveza… tengo algo de wishky y…
-Tienes vino blanco frio??
-Si, creo que… si, aquí!!

Mientras lo abre me quito la camisa, quedándome en camiseta, me descalzo y me tiro en el sofá, justo en la parte que se dobla, no dando opción a compartir esa parte. Cuando yo quiera seré quien se acerque…. Aparece Ignacio:
-Anda, veo que te has puesto comodo…
-Si, espero que no te importe….
-NO, no, genial… pongo algo de música, ok?


Me extiende la copa de vino. Se hacerca a una de las paredes y a una cosa metalica que cuelga, al acercar su mano se abre una puertecilla de metacrilato y enseña 3 CDs… presiona uno y empieza a sonar… que miedo, con lo bien que va espero que no sea una mariconada… y no, es un acústico de un grupo ochenteno español. Que bueno! Ignacio se acerca, parece que va a preguntar algo pero no le dejo:

-Muy bueno tío, que recuerdos!!!
-Anda ya… pero si eras un bebe..
-Que dices tío, pero, que edad te crees que tengo. (Le miro medio mosca a ver si se cree que está con un niñato)
-Unos 28, no más de 30…. (cierto...)

Me doy cuenta de que la he cagado otra vez… a este ritmo voy a terminar el partido sin meter un puto gol… me acomodo un poco en mi zona del sofá y pienso que tengo que decir algo, algo así como que me crié escuchando la música de mis hermanos… mientras Ignacio se acerca y se sienta justo al lado, donde el sofá se dobla… le hago sitio.. termino la copa de vino como si fuera un chupito…

-Bueno es que yo siempre he escuchado mucha….

No puedo continuar la frase. Ignacio se lanzado sobre mis labios, me coge de la nuca y se inclina encima mío. Agarra mi camiseta y mete la mano por dentro, con su mano izquierda acaricia mi pezón derecho, frotándolo primero con la palma de su mano y después con dos dedos… yo abrazo su cintura para tirar de el y eliminar el poco espacio que había entre los dos, con mi mano izquierda, medio aprisionada por su peso le agarro bien el culo… tiene todo su paquete encima de mi pierna izquierda, se nota que se está empezando a animar, yo también… Tira con sus labios de mi lengua termina por separarse un poco.

Abro los ojos, el quería decirme algo, me temo que irnos a la cama, pero en un solo segundo siento como si todo el alcohol de la noche se revelara y quisiera salir raudo por mi boca, me arde el estómago, mi cara debe ser un poema de los que hacen historia…. No podría explicar como pero mi siguiente recuerdo es abrazando un taza de bater negra, por supuesto, escupiendo hasta la primera papilla de mi vida. Ignacio está en la puerta del baño encendiéndose un cigarro resignado…

Creo que no me queda nada más de liquido en el cuerpo… el mareo es ya algo menor y mis fuerzas nulas… dejo de agarrarme al baño y me desplomo en el suelo del que siento fresquito y con gusto en mi espalda… Ignacio se acerca a ayudarme.

-NO puede ser Ignacio, debes pensar que soy un gilipollas y cuando vamos a empezar a pasarlo bien me pongo a vomitar como si tuviera 15 años.. Dios, me quiero morir, que mareo…

Se acerca, me mira a los ojos con profundidad… sabe que cualquier cosa que haga o diga probablemente no la recuerde (y he tardado dos días en hacerlo). Mientras pasa uno de mis brazos sobre sus hombros para ayudarme a lebantar:

-NO eres un gilipollas, eres como yo a tu edad, frágil, duro, perdido…..
…………………………………….

Tengo la cabeza completamente en blanco, abro los ojos y me encuentro en una habitación enorme que no reconozco envuelto en unas sabanas negras, miro instintivamente la mesilla de noche y veo un reloj que marca las 7, un paquete de Marlboro rojo y las llaves de un Cayenne. Vale, es el dormitorio de un tío. Empiezo a recordar la historia de ayer, me acuerdo del coche, de la música y mas o menos de la cara del tío pero de nada más…. Como coño he llegado a su cama sin acordarme… no haríamos nada, me acordaría, no? Joder , que hago? Me piro? La única luz que se ve sale del baño donde seguramente se encuentra… ya sé, voy a esperar a que salga del baño, verle, ver que pasa y cuando se duerma sino no me ha gustado me piro…

Se escucha un ruido de grifo en el baño, cierro un poco los ojos, va a salir… deja la luz encendida y se dirige a la cama. Es un adonis… un cuerpo perfectamente marcado, de hombros anchos, cintura perfectamente marcada, creo ver un tatoo en la parte superior de su espalda, unos brazos definidos y trabajados… un trasero grande y fibrado..

Madre mía… creo que me quedo a qui toda la noche… ya empiezo a recordar.

Se va hasta la otra punta de la cama, queda a mi espalda por donde se mete en la cama y se próxima a mi entre las sabanas, pasa su brazo por mi cintura y me da un beso en el cuello… aprovecho para darme la vuelta y me susurra al oido:

- te estabas haciendo el dormido?
- Ummm….
- eh, chico… no decías tu que nos olvidásemos de reglas?

Estoy abrazado de frente al él, me tiene rodeado por sus brazos a la altura de mis hombros, yo abrazo su cintura y acaricio su espalda, envuelvo sus dos labios con los míos, con firmeza mi lengua investiga el interior de su boca, llego hasta el paladar. Sigo acariciando su espalda y la palma de mis manos ya está frotando sus glúteos redondos, turgentes…

A la altura de mi cintura noto su evidente erección, pasa su pierna izquierda por encima de mi cadera, me abraza con ella y me aprieta con mas fuerza entre sus brazos… con mis manos en sus glúteos le aprieto más a mi… él separa un poco su pecho y mientras pone una mano tras mi nuca, como pidiendo que no deje de besarle, con la otra comienza a pellizcar mis pezones, a acariciar mi pecho, tirando levemente de los pelos… mi mano derecha empieza a investigar un poco más, la introduzco por la parte interior de su trasero, encuentro el punto donde empieza todo, donde quiero terminar clavando mi ya durísima polla… acaricio la zona con la yema de mi dedo índice, de forma circular.

Ignacio para el movimiento de su boca, sabe que ya he roto todas las barreras para empezar un contacto más serio, que estoy lanzado, si no me para ahora terminaré entrando hasta el final…. Parece que va a decir algo, entonces, mientras aparto un poco mi mano derecha del centro de su culo, con la izquierda atraigo su barbilla y le doy un beso profundo, intimo… nuestras lenguas juegan a tocarse y dar marcha atrás, a humedecerse mutuamente, no nos separamos ni un milímetros, buscamos intimidad y confianza, reconocimiento…

-Ignacio, quiero que disfrutes….

No sale una sola palabra de su boca, todo su cuerpo ha perdido tensión, ni uno solo de sus músculos se resiste, es un peso muerto, rendido…. En ese momento acerco la mano con la que acariciaba su culo a su boca, rendido abre la misma y rodea mis dedos con sus labios, succionando como si fuera un falo y mirándome a los ojos…..

-Muy bien… estos dedos son tuyos…

Dirijo mis dedos tan húmedos que chorrean a su culo, lo masajeo como antes, acaricio su parte mas sensible… está muy cerrado, poco a poco ablando la piel, relajo el músculo con mis dedos regados de lubricante natural. Acerco mi cara otra vez a la de Ignacio, se que va a necesitar otro beso… presiono con la yema de mi dedo índice, el músculo ya está relajado y se introduce mi dedo.

Ignacio arquea un poco su espalda como un latigazo al poner sus músculos en tensión. No puedo proceder, seria un error… le vuelvo a besar… suspira con su voz ronca, tremendamente masculino mientras cierra los ojos con intensidad…

-Ahhhh
- shuuu… relájate grandullón… (le susurro al oído).

Relaja los ojos y la espalda… empiezo a mover mi dedo de una forma circular sobre si mismo, para no hacer daño y relajar el músculo… lo meto un poco más y lo saco lentamente. Repito la acción… tengo que conseguir que este hombre se relaje bien… termino de recostarlo boca arriba mientras mi dedo permanece profanando su agujero, tiene las piernas dobladas y voy bajando mi cabeza, marcando un camino de besos y lengüeteadas por su cuello… por su pecho, me detengo un momento en sus pezones a los que doy pequeños mordiscos con mis dientes y succiono con mis labios… Ignacio ya se estás relajando…

Sus suspiros ya son diferentes, mas acompasados, con su respiración. Se ha relajado tanto que mientras golpeo mi lengua contra sus pezones el está empezando a empalmarse de nuevo, parece que la sangre que se le había ido al trasero al meter mi dedo está regresando a su sitio, a su polla.

Sigo bajando, juego con su ombligo que lleno con mi lengua… bajo un poco más, me encuentro con un pubis lleno de pelos, no pincha… de bebe cuidar pero no afeitar, lo cual me encanta…. A la altura de mi cuello ha quedado su polla, está mas duro que nunca, que golpeado mi cuello con ella y la noto enorme… Me pongo de frente a ella y la miro..

-Por favor tío… cométela, chupame la polla tío…. Como me tienes, carbón!

Así me gusta, no puede más. Me dirijo a sus huebos los cuales repaso con la punta de mi lengua y los muevo un poco, el arquea su espalda separándola de la cama y suspira con fuerza…

-NO puedo más tío… cómetela, cométela…

Sigo con mi dedo en su culo, moviéndolo… escupo para que no pierda la humedad.. y con la mano libre retiro su falo dejándolo pegado a su abdomen… recorro su falo, desde la base del escroto con la punta de mi lengua hasta la punta de la polla. Ël esta excitadísimo, le estoy haciendo sufrir…. Me entretengo un poco en la punta, que rodeo con mi lengua y empiezo a chupar…. Ahora tengo la punta de fu falo rodeada por mis labios, lo humedezco más y mas… dejo correr mi saliva que resbala por toda su polla, durísima… La miro un segundo y me doy cuenta de que es enorme, bien gruesa… está tan excitado que le resaltan un par de venas … agarro la base de esta polla con mi mano izquierda mientras el dedo de mi mano derecha sigue ocupándose de su culo y comienzo a comerme semejante trozo de carne…

Recorro hacia abajo su enorme polla, apretando con mis labios y jugando con mi lengua…. Cuando me deslizo hacia arriba succiono con fuerza y nunca la saco entera… sus jadeos son una cosa prodigiosa y en medio de tanta excitación ya tengo dos dedos dentro de su maravilloso agujero… tiene el esfinter casi completamente relajado. Me va a tocar echar el resto…

Saco mis dedos de su interior. Con cada una de mis manos agarros su piernas las cuales las llevo a su pecho…. Estiro de este modo completamente su esfínter… y empiezo a darle lengüetazos, empezando por su culo y terminando por su polla… de un solo recorrido le chupo entero: culo, huevos, polla… y en algunos me estiro hasta darle un beso en los morros…

AHHHH… AHHH…

-Ahhh tío cabrón, como me tienes…

En la misma postura cambio de altura de tal forma que nuestras caras están juntas, le puedo besar mientras froto mi polla por su culo súper húmedo, relajado y hambriento… me besa con ansia, parece que me quiere arrancar la lengua mientras le restriego la polla por su agujero…

-Quieres que te folle grandullón??
- Si tio, SI, SI… FOLLAME… METEMELA ENTERA…

Estoy duro como un piedra, mi pollas estaba pidiendo a gritos meterse dentro de ese hambriento culo… meto la punta de mi falo…

-Ahhhh tio, lento, vete lento…
-Shuu… si… tranquilo, no lo pienses…

Miro hacia abajo desde esta postura y escupo en la entrada, donde mi polla y su culo se han encontrado y empujo muy lentamente, ya esta metida hasta la mitad…. Empiezo a retrocedes para friccionar bien su interior con la punta de mi polla, calculo que ya estoy rozando las partes mas excitantes, esos puntos que electrizan al pasivo por dentro… En efecto, sus gemidos han cambiado de tono, son mas inconscientes, mas viciosos…

- Muy bien tío… cabrón como lo haces… eres bueno hijo puta…

Mientras follamos abrazados le como las orejas, el cuello… Ignacio agarra mi culo con fuera e intenta darme ritmo, no le dejo. Aquí mando yo tio… el ritmo que se sigue va a ser el mio… parece que lo va entendiendo y relaja sus brazos, se olvida de todo menos de que tiene que disfrutar, mi deber es ponerle tan cachondo y cerdo que se muera del placer….

En medio de las embestidas empiezo a notar las primeras contracciones de su culo… debo parar el ritmo, lo mejor es paras un rato, nada: unos segundos son suficientes para evitar que se corra… me salgo de su culo.

-NO tio!!, métemela, la quiero dentro…
-Vente….

Le cojo por la cintura y le pongo encima mio. Es obvio lo que quiero… Se abre de patas con las que abraza mis piernas… y empieza a moverse a muy buen ritmo. Es la prueba de que todo lo anterior está muy bien hecho, y mi chico está realmente dilatado. De otro modo, en esta postura que la penetración es tan profunda se moriría del dolor…

- AHHHH tio…. Me siento clavado, me vas a matar cabron….

Seguimos coordinando las envestidas, parece un jinete en el oeste a toda leche… se ha vuelto loco y lo noto. Me encanta. Tiene los ojos en blanco y mira hacia el techo, retuerce su espalda. Mueve su cintura en circulas, hacia a delante y hacia a tras, arriba y abajo, de una forma cada vez mas histérica y loca… su polla súper tiesa golpea sobre mi pecho que ya empieza a estar húmedo del sudor y de los primeros signos de semen de Ignacio….

- Tío, no puedo… no puedo más me corro… ME CORRO TIO…


Agarro su cintura con fuerza y le doy envestidas rápidas y fuertes hacia arriba…

- Córrete cuando quieras tío… Así encima mio, suelta la leche en mi pecho…

AHHHHHHHHHH, AHHHH, AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH

Ignacio se ha corrido, su chorro de leche ha sido impresionante y me habría caido en la cara de no ser por que en media excitación ha encogido su cuerpo hacia delante. No se ha querido sacar mi polla de su culo…

-Quiero que te corras tu… si, quiero sentirte súper hinchado dentro… yo aguanto tio, córrete que me excita.

Noto que ya estoy cerca de correrme… le pongo a cuatro patas y le doy las últimas envestidas brutales a este culo tragón, plas. Plas, plas…

Me corro y su culo se cierra como parpadeando… ha tenido otro orgasmo el cabrón… mi leche le ha inundado entero por dentro y rezuma por los bordes de mi polla escapándose de su culo..

Me quedo recostado, caido encima suyo… voy a empezar a sacar mi polla de su culo:

-NO, no la la saques… quédate así dormido dentro y encima mío..
- Pero tío, con esto dentro mucho tiempo te voy a romper el culo…
- NO la saques hasta que me duerma… por fa…
-OK…

Permanezco un buen rato abrazándole desde detrás, y con mi polla dentro… el ritmo de su respiración me indica que está empezando a quedarse dormido.. y ya he recuperado mi tamaño normal de tal modo que si la saco ahora no lo notará tanto…. Doy lentamente marcha a tras y la saco…

Miro el reloj y ya son las 10 de la mañana. No me voy a poder dormir, estoy inquieto. Esto ha sido demasiado buen polvo, me encapricharía de un hombre así… Estoy en la esquina de la cama mirándole… tengo mi ropa en la mano y no se si ponérmela y salir corriendo o quedarme durmiendo y abrazándole como me ha pedido


Chico, sal corriendo, (pienso), todo esto se parece demasiado a algo que termino demasiado mál…

Cojo mis cosas, me visto fuera de su cuarto bajando las escaleras a la primera altura del loft. Tendría que irme corriendo pero no puedo resistir una tentación. Veo en la cocina un bolígrafo y un cuaderno de notas…. Escribo una y se la dejo en un imán de la nevera:

“Espero que disfrutaras; 643-XXX-XXX”

Salgo corriendo de la casa y mi impulso me hace llamar a Jess, una amiga mia, una de mis almas gemelas… le cuento la versión reducida de todo lo que me ha pasado, sensaciones etc…

-que bien, que envidia, ahora solo queda que te llame!!!
-NO lo va ha hacer…
-Por?
-Por que me gustaría que lo hiciera…

sábado, 3 de abril de 2010

SEAGULL: UNA GRAN FAMILIA


Esta es una de las mejores semanas en Madrid. Cuando los habitantes de la capital huyen despavoridos hacia la costa, en busca de sol y playa, los verdaderos gatos (nacidos o adoptados) es cuando más disfrutamos de la ciudad. La ciudad pierde un poco del ritmo trepidante y salvaje que le caracteriza, puedes pasear por Serrano tranquilamente, conducir por la Castellana sin atascos e incluso pasear por el centro… y descubrir que Madrid es, realmente, un gran ciudad…

Hay dos cosas que me gustan especialmente de quedarme en Madrid cuando todo el mundo se va:

La primera de ellas es quedar con gente que hace mucho que no veo, por cuestiones de horarios y estilo de vida. Sin ir más lejos ayer quedé con una de mis ex y su actual marido para hacer un plan muy castizo: paseo por el centro, torrijas, unas cervezas y visitar un par de iglesias que normalmente están cerradas.

Lo que más me gustan de esas quedadas es ver el paso del tiempo en la gente, como algunos se han dejado vencer por el conformismo, unos maduran mientras otros no cambian nunca… A veces es incluso triste ver como algunos de ellos desaparecen para presentarse como caricatura de lo que fueron. Es el caso de Maite, mi ex. Después de toda una tarde juntos, la que fuera una de las estudiantes más brillantes de derecho y ADE de mi promoción, con 4 idiomas perfectamente hablados, de lo único que me ha conversado es de lo duro que resulta compaginar un trabajo de media jornada con una casa, dos niños y un marido…

“Su marido, ese es el problema” pienso… Niña, si te vieras.. no es la renuncia a una carrera profesional súper brillante por un proyecto personal, no. Es el proyecto personal en si. Mayte era una un huracán de mujer, pura energía, la palabra amable en el momento adecuado. Una de esas personas que te hacen ver todo más fácil. Una de esas personas con las que hablas y ves que todo es más sencillo en la vida de lo que a veces lo pintamos nosotros mismos. Aún recuerdo cuando ya terminada la carrera y estando yo fuera de España, me llama emocionada y que dice:

-Recuerdas a Rober???!
-El del verano pasado en Ibiza?, si claro..
-Nos casamos!!!

La verdad es que en ese momento no me extrañé. Maite es una mujer decidida y con talento, que cala muy profundo a las personas y cuando les vi juntos de fiesta parecían estar muy contentos,,, claro que, quien no parece contento de fiesta con un ligue tan espectacular??? Ella morenaza de ojos verdes, alta y cuerpo de infarto. Y el… en fin… un bombero con aspecto de de nórdico brutote, muy alto y fornido…

Ayer, sentado toda la tarde y hablando lo vi todo muy claro. Ella se ha negado a si misma por un proyecto con alguien que sigue el curso de su vida sin valorar lo que tiente junto a él. Ella se olvida de comentar lo jodido que tiene que ser currar, tener dos niños y sacar una casa adelante y parecer que no pasa el tiempo, seguir con el abdomen firme y no parar de sonreír al marido que no solo no agradece todo esto sino que habrá engordado como 15 kl de pura grasa y mira el culo de cualquier quinceañera delante de su mujer.

Trascurre la tarde placidamente con el sol de Madrid y toda despedirse… mientras Roberto saca el coche del garaje de la P. Mayor, abrazo con fuera a Maite, hacemos la promesa, ya manida, de vernos con más frecuencia y mirándole a los ojos le digo:

-Guapa, si algún día necesitas cualquier cosas, gritar, desahogarte, dar un puñetazo a alguien, no seas tonta: llámame… recuerda que somos el mejor equipo!

-Que tonto eres, claro que si!!! No me olvido.

Después de despedirme de ellos voy andando por la Calle Mayor hasta Sol, el bullicio de la gente me invita a pensar, a meditar… Recuerdo uno de esos amores locos que hemos podido tener todos. Una de esas personas por las que, de un modo irracional, vives cada segundo de tu día a día.

Seguro que nos ha pasado a todos, es la montaña rusa más adictiva que existe. Cuando se está arriba el Everest se te queda enano y cuando estás mal… Lo malo es que a veces, se siente ese amor por alguien que tampoco te da excusas racionales para que estés mal. Y su mayor pecado es, simplemente, que no te quiere. Creo que eso es lo que le ha pasado ami amiga.

Afortunadamente en mi caso, reuní las fuerzas necesarias para poder dejar esa situación. Algo me decía que la desproporción de lo que yo sentía frente a alguien que simplemente veía en mí “la mejor opción” iba a terminar por hacerme un desgraciado. Quizás no en unos años, pero si con el paso del tiempo.

“Mi vida, sabes que por ti yo habría dado hasta mi brazo derecho, que he luchado como un jabato cada segundo que hemos estado juntos. Pero yo no puedo seguir así… yo no puedo estar al 200% y tu solo al 50%, por que empieza ha hacerme daño”

JODER!!! Un pisotón de un turista bistraído me saca de los recuerdos en los que estaba inmerso. Miro al frente y como quien no quiere la cosa ya estoy en la Gran Vía, atestada de gente en cualquier fecha del año… podría seguir por esta calle pero paso de tanto ajetreo… me adentro en Chueca sin pretenderlo termino caminando por D. Rodrigo, desierta… Desacelero el paso y regreso a mis recuerdos, son muchos en esta calle…

Voy caminando despacio, no tengo prisa de ningún tipo, esta semana es tranquila… Y llego, sin haberlo pretendido a la puerta del Seagull. Recuerdo una broma de un colega con el pomo de la puerta antes de que yo hubiera entrado nunca, antes incluso de que yo supiera que todo lo que hay dentro me podía gustar tanto… Recordando la frase de Álvaro no puedo dejar de sonreír (ya os hablare de el)… y se abre la puerta del Seagull…

Asoma por la puerta uno de sus camareros. Aquí son como una familia. El “Banana”, con su sonrisa constante, me invita a entrar…

-Anda guapo, que de tiempo!! A ver si hoy te conseguimos quitar toda la ropa.

-Jajaja.

Es obvio por que este tío de impresionantes ojos verdes tiene ese apodo. Pero diré además, que es un tío encantador. Con su sencilla conversación consigue que me ria a menudo, es una espontaneidad masculina y sabia. Una cercanía y sencillez encantadoras.

Los camareros del Seagull conforman una singular y relajada familia con sus clientes más habituales, dan confianza, animan el cotarro e interactúan con las cosas que ocurren.

Tras la barra están El Lusitano y Claudio, los dos portugueses con más vicio que he visto en mi vida. El lusitano es un hombre muy culto que te puede sorprender con profundas conversaciones en perfecto castellano, piercings en la cara y pezones y un cierto gusto por la desnudez. Un maestro en el arte de los nudos. Claudio es una un poco más bajo, un tío muy gracioso y morboso que la sabe comer como nadie y con un culo de infarto….

Merodeando por el bar, entrando y saliendo de la zona oscura que hay al fondo está Tito, habla con unos y con otros, tontea con todos y no para de reirse, de vez en cuando le soba el paquete a alguien: o es nuevo y no han follado nunca o es uno de esos con los que repetiría encantado…. Tito es un tio muy delgado, creo que el mas bajo de los camareros, de pelo rapado por los lados y perilla muy negra… lo mejor de el: un amigo que a veces le acompaña con gorra…

Nada más entrar me pido mi cerveza y me voy al baño, al fondo, tras la zona oscura. El local está especialmente lleno aunque curiosamente la zona oscura esta completamente vacía. Por el camino descubro grupos de gente mas grandes de lo normal, 5 o 6 personas, y se adivinan los muy diferentes acentos del español... Lleo a mi destino, tenía unas ganas impresionantes de mear, cierro los ojos y disparo, justo al lado se me pone alguien a mear…


-Tio, si que tenías ganas…

No puedo evitar reírme. El chorro de mi meada es impresionante, golpea la pared del urinal y hace más ruido del normal… Abro un ojo y miro a mi izquierda. Veo a Carlos, un habitual del Eagle y mi primera cara conocida de hoy.

- Si tío, no me aguantaba más… jeje!
-Y yo que cría que cada vez que venías era para buscar marcha…
- Que va tío, es que soy un poco meón…

Ya he terminado de mear, sacudo mi polla y me la empiezo a meter en el pantalón. Carlos abre más los ojos, da una calada a su cigarro y con esa cara de tío sencillo que tiene me dice:

- Me encanta verte mear… es, es como, como que te cuesta meterla y sacarla… haces el gesto como si fueras a sacar algo enorme del pantalón.
- Jajaj tío, como estamos hoy, no? Oye, has visto… hay muchos tíos hoy aquí…
- Si!!!!! Y mola, es lo mejor de estos días en Madrid, vienen todos los turistas, de los pueblos, provincias y mitad de Europa, salidos y rastreando como locos para echar un polvo o comerse una polla…
- Tio eres la leche…. Te las sabes todas (tiro de la cadena)..
- Si.. si… y como te descuides (tira su cigarro al suelo) la próxima vez que te vea mear me voy a tirar encima de tu polla y a comerme cualquier cosa que salga de ella…

Su cara entre retador y salido por un segundo me pone a mil. El sigue de pie meando mientras yo ya estaba apunto de salir, estoy justo detrás suyo y ante esa frase solo se me ocurre una contestación:

- Que yo sepa, nadie te lo ha impedido hasta ahora…


Salgo del baño y solo se escucha:

- Será cabrón….

viernes, 19 de marzo de 2010

ACTITUD... DE MACHOS


Son las 12 de la madrugada, jueves. Hoy es el primer día de descanso que nos ha dado este largo y jodido invierno en Madrid, los 9 grados que lucen los termómetros parecen un regalo comparados con el frío que los días de nieve nos han dado hasta esta misma semana.

Estoy en mi casa. Ya he terminado una par de cosillas que tenía que hacer en el ordenador, me enciendo un cigarro y me pongo un poco de música: La Callas. A simple vista nadie diría que escucho ese tipo de música. Otro de mis contrastes. Mientras se consume el cigarro en mi mano, incapaz de darle caladas, no logro desconectar de la mierda de semana que he tenido… en contra de lo que sería normal, mañana no curro y no consigo desconectar.

Siento que tengo demasiadas presiones, que me acogotan y acojonan. Tengo la soga al cuello, un nudo en la garganta. Me apetece pegar un alarido como lobo en medio de la noche, pero no estamos en el campo sino en el centro de la ciudad. Me doy cuenta de que el ritual de "cigarro y a la cama" no va a funcionar para dormir. Esta noche no.

Por un segundo pienso en ponerme algo erótico en el ordenador pero se que no va a funcionar, ya son muchos años en este cuerpo. Me pongo unos vaqueros y la primera camiseta guarra que encuentro en mi armario: salgo a la calle y camino por la Castellana.

En ese momento pienso en llamar a una “folloamiga”, Tatiana. Una de esas amigas a la que no te da reparo llamarla pasada la media noche, por que sabes que le vas a dar la alegría de su vida. Pero el historial del móvil me recuerda por que hace más de una mes que no la llamo: la última vez que lo hice me llamó 4 veces al día siguiente y mensajes por una semana… Llego ya a la esquina de la calle St Barbara y pienso que la mejor opción es tomarse un cerveza. Quiero un sitio donde la gente apenas hable, donde pueda relajarme y pasar de todos. Donde me encuentre a mi mismo, sin apariencias.

Recuero que estoy a solo unas manzanas de Seagull. Quien conozca el sitio le puede parecer extraño, pero es uno de los sitios donde más me encuentro yo mismo. Pongo rumbo a la Calle D. Rodrigo y en cinco minutos estoy en mi destino. Una polla de bronce desgastado es el pomo de la puerta. Cerrada. Llamo al timbre y se abre un pequeño hueco donde asoman los impresionantes ojos verdes del portero. Me abre la puerta como siempre.

- Ya tenemos aquí al Brad Pitt gay….
- JAJAJA gracias, necesitaba una cerveza.
- Pues ya sabes, en tu casa…

Entro y me pido un tercio. Una cerveza fría me va a venir de puta madre. LA poca luz del local se centra en la barra donde no hay grupos más grandes de dos personas y en la puerta del baño, camino del cual tienes que superar unas escaleras y una pequeña estancia de unos 10 metros.

Todo el entorno guarda una cierta coherencia a simple vista. Solo hay hombres, la mayoría rapados, en vaqueros y camiseta, alguna camisa de leñador y los camareros medio desnudos. La gente no habla demasiado alto si bien algunos hablan entre ellos aparentemente muy interesados.

Siempre fiel a mis costumbres me dirijo al baño lo primero. Sorteo unas cuantas miradas, un par de calvos y ningún roce. Algunos guiños. Yo siempre con mi mirada al frente, ese no es el camino, si pretende alguien que me pare… esa no es la forma.

En la zona oscura solo se adivinan un par de sombras. Puedes ser tonto o concluir que alguien está disfrutando de una mamada increíble, solo se escucha el característico silbido que se produce al respirar de un pequeño bote de poppers.

Entro en el baño y descargo con gusto. UN par de personas entran después de mí y lo mejor para no crear confusión es no mirar. Termino de mear, me sacudo y cierro mis pantalones… salgo del baño y justo a la izquierda veo un hueco donde poder sentarme tranquilamente a beber mi cerveza.

La oscuridad de esa estancia es apasionante…. Ves a la gente pasar al baño, en silencio. Sinceramente creo que es un código de respeto. A veces ves a gente explorando zonas del cuerpo que yo jamás me atreverían a tocar. La primera vez me pareció algo muy animal pero con el tiempo he aprendido a respetarlo, creo que pertenece mas a una cultura de sensaciones y placeres que simplemente me viene grande.

Desde mi ángulo puedo ver toda la zona oscura donde el transito de gente empieza a aumentar. Un grupo de australianos que se dirige al baño hace algún comentario, para mi gusto más grotesco que acertado, sobre lo que vieron el día anterior. Creo que se han olvidado de que el ingles es el segundo idioma más hablado del mundo. Cuando salen del baño uno se me acerca, se pone enfrente mió y me roza los pantalones con su mano. Le quito la mano… el tío insiste y me molesto, miro a otro sitio. El tío insiste, con una mano me roza el paquete y con la otra me intenta coger de la nuca mientras me dice algo que a debido aprender de memoria como hacemos todos cuando vamos a otro país de juerga “COME ONE, ERES UN MACHO…” pienso que el mensaje tiene que ser más claro: le quito la mano, aparto mi nuca… “ GET OUT OF MY WAY, MATE” . Parece que el tío por fin lo entiende y se va con su amigo que le esperaba en la oscuridad.

No es una cuestión idiomática ni de apariencia, sino de comportamiento y ganas. Si un día me puede apetecer algo al día siguiente puedo cambiar de gustos. Creo que si estoy en este sitio es por que me quiero dejar tentar… y la única manera de hacerlo es con carácter, con actitud. El carácter ni se improvisa ni se disimula. Se tiene o no se tiene. Es algo que se transmite por cada poro de piel, en la mirada, en la forma de andar, de tocar, de hablar. No se aceptan disfraces ni tan siquiera en la oscuridad…

Sigo con mi cerveza mientras a mi izquierda, tras unas tiras de cuero que simulan una cortina, los dos bultos que estaban disfrutando de una mamada ya han pasado a mayores. Solo se escuchan los pequeños golpes de la hebilla del cinturon de unos de ellos contra el suelo y largos y tenues UFFFFFF. Me recuerda al relajante sonido del mar cuando, en la oscuridad de la noche, no hay ajetreo que te distraiga del sonido de las olas…

UFFFFFFFFF. CLON…. CLON… CLON…

Cierro los ojos y ya me noto menos tenso. Se abren mis oídos a todo estimulo exterior. Se introduce en la escena un sonido nuevo, algo parecido a las palmadas sordas… la penetración de mis vecinos debe ser más profunda, los huevos del activo deben de estar golpeando el culo del pasivo que aumenta su ritmo en los suspiros pero no aumentan en tono… algo cuchichean, ago que les hace cómplices de un momento único para ellos. Capto como unos zapatos suben las escaleras y se detiene enfrente mió….
De la nueva sombra se adivina un hombre de mediana estatura con camisa de leñador roja unos hombros bien formados y unos vaqueros muy bien puestos, empieza a andar hacia donde yo estoy y se dirige al baño.

Eso si que es carácter, pienso…

Sale del baño y se para un segundo a mi lado, no me mira pero yo si, nos separa una especie de andamio a media altura. El tio es rapado con barba de tres días, un morenazo castizo.

Sin mirarme se pone a andar, enseñándome su inmensa espalda y dirigiéndose a los escalones de salida… pienso “estoy aquí cabrón…” y como si me hubiera escuchado se detiene, se da media vuelta y camina otra vez para mi.

Permanezco hierático, igual se dirige al baño, pero se detiene enfrente de mi, a solo unos pocos centímetros… respira profundamente como si fuera un perro queriendo reconocer que es lo que tiene enfrente. Extiende su mano a la altura de mi pezón izquierdo y empieza a apretarlo… parece que he pasado el reconocimiento. Acto seguido y con la misma lentitud yo acaricio su pezón derecho con dos dedos. Y el tío me habla:

- Que ricos pezones tienes tío… están bien trabajados.
- Y los tuyos cabrón… (bebo un sorbo de mi cerveza sin detener las caricias)

En ese momento se lanza a mi boca sin romper el espacio entre los dos… dejo mi cerveza a un lado, y dedico mis dos manos a sus pezones… y con su mano derechazo comienza a acariciar mis pantalones, la zona del paquete, con firmeza, agarra fuerte el bulto y recorre toda su dimensión. Pienso: eso es una mano. Mi polla, que empieza a crecer, ya es suya y va a hacer con ella lo que quiera…

- Ufff tio, que macho eres ( me dice)

Abrazo su cadera hasta el culo, lo agarro con las dos manos y lo empujo hacia mi, le beso con ganas, retuerzo mi lengua en su boca hasta llenarla entera y muevo con mis manos su culo de una manera firme. Le beso en el cuello y paso mi lengua hasta encontrar el lóbulo de su oreja, lo muerdo firmemente con mis labios y le paso levemente mi lengua alrededor… de un gesto le abro la camisa y él busca mis pezones bajo la camiseta. Nos miramos fijamente mientras nos tocamos y pellizcamos el pecho… mi boca se lanza a chupar uno de sus pezones, duros y firmes que muerdo y estiro hacia fuera.

Absortos en el éxtasis que sienten dos machos al encontrarse estábamos los dos viviendo un cataclismo ajeno a todo el movimiento exterior… me coge de la cabeza separándome de su pecho y me mira firmemente… cuando la conexión es tan brutal sobran las palabras y me doy cuenta de que ante la liberación de tanta hormona se acumulan 4 sombras en nuestro entorno…

- Mi casa está lejos tio…
- Yo vivo a dos manzanas… ( me dice)
- Vamos…

Le doy el ultimo trago a mi cerveza mientras el macho que he conocido me coge el paquete sobre el pantalón como marcando su territorio. Dejo el botellín tirado y mientras salimos de la zona veo que todos los bultos que representan personas están centrados en nosotros acariciándose los paquetes, pellizcándose los pechos y poniendo caras de cerdos a nuestro paso…

Salimos por la puerta del local y el portero me sonrrie:

- ESTO ES ACTITUD….

Continua……

martes, 2 de febrero de 2010

DIA CERO... PINCELADAS DE UNO MISMO

Aunque mi intención es escribir una vez a la semana y hacerlo a modo de “diario” empiezo dando unas pinceladas que ayuden a dibujarme entre la multitud de imágenes que puedan venir a la cabeza de quien me lea.

Con la sangre dividida entre mis orígenes canadienses y españoles he vivido en la península desde pequeño. Tanto es así que los matices fríos de mi personalidad es el único recuerdo que me queda del país donde nació mi madre. Mi alma es profundamente latina aunque mi apariencia siempre ha parecido exótica en España. Recuerdo que siendo pequeño a veces me dolían los ojos con la claridad del sol de este país que me parecía tan caluroso. Aunque, entre nosotros, lo que más me diferenciaba del resto no era mi apariencia física, sino el constante rechazo a hacer las cosas políticamente correctas si no había entendido previamente por que esa era la forma correcta o por que la “segunda opción” era incorrecta… de todos modos mi aspecto era irremediablemente exótico, lo que me hacía destacar a primera vista.

Mis primeros años, hasta cumplidos los 15, viví en el sur de España. Me acuerdo de la edad que tenía cuando me trasladé a Barcelona por que fue el año en que conocí a mi primer amor y por el regalo que me hizo Ana, mi novia, por mi cumpleaños y que fue mi primera experiencia “intima” con otra persona.

De Barcelona nos trasladamos a vivir a Madrid. Ciudad que he podido odiar con todas mis fuerzas y que, poco a poco, me ha ido conquistando. Con el tiempo he entendido eso que dicen de “Madrileño se es cuando se siente” sin importar de donde vengas ni la ciudad que aparezca en tu pasaporte y es que, por circunstancias de la vida, me he ido y vuelto a esta ciudad cientos de veces, pudiendo siempre empezar de cero en la ciudad del tajo.

Debo decir que, una vez establecido en Madrid para estudiar mi carrera, también he vivido intermitentemente en Londres, Milán y Paris. El motivo real de haberme movido tanto no era otro que el de buscar la soledad, pensar, encontrarme y terminar entendiendo que por más que nos busquemos nunca nos encontramos… he terminado comprendiendo que no somos nada “predefinido” sino una hoja en blanco por escribir, un carácter por construir. Esta idea me alienta; me llena de esperanza pensar que está en las manos de cada uno hacer las cosas bien o ser buenas personas.

Si algo me caracteriza es la búsqueda continua de respuestas. Eso si debe de ser un matiz personalísimo, previo a ninguna elección personal.

Mis primeros años en Madrid tengo que reconocer que fueron increíbles si bien no me sentía lleno. Mi grupo de amigos era inmejorable, extenso, divertido. Mis estudios no me gustaban como a casi todo el mundo pero ya sabéis: solo se estudia un par de meses al años, los anteriores a los exámenes, por lo que tenía tiempo de hacer muchas cosas. Fiestas de estudiantes de todo tipo, las de “los niños bien” y las de los no tan bien. Viviendo en Madrid y siendo estudiante no se puede salir menos de 3 días a la semana!! Por lo que podía hacer una de las cosas que mas me gusta, cambiar de aires de vez en cuando y sin salir de la ciudad. Unos días salía con un grupo, otro con otros.

NO me voy a entretener contándoos mis salidas del pasado excepto cuando vengan al caso, pero diré que entre mis amigos del tenia a gente de la universidad, del gimnasio, de la biblioteca y los mejores… los amigos de los amigos: esa gente con la que coincides de casualidad pero hay conexión y aunque la vida no los haya situado en tu ambiente cotidiano se terminan haciendo íntimos.

Debo confesar que cuando dejé Madrid par irme a vivir a Inglaterra intentaba huir de algo. Tenía yo novia en Madrid, habíamos empezado a salir solo unas semanas antes, no había amor pero si una fuerte conexión personal y física entre los dos. NO nos engañemos: no se empieza enamorado sino atraído, lo otro llega si tiene que llegar. Lo que me descolocó es que un día en el gimnasio y ya con 22 años de edad, por primera vez en mi vida sentí atracción por otro hombre. Nunca antes me había ocurrido y llegué hasta el final. No descubrí que yo fuera gay… pero si he probado el sexo con hombres.

Ya he comentado que no pienso hacer un blog de sexo, pero el sexo es una constante en mi vida e irremediablemente deberán salir capítulos y escenas muy subidas de todo en este sitio…

Como decía Inglaterra fue una escapada a la soledad y la búsqueda de mi mismo al sentir un temor desbordante por no saber nada de mi mismo.

Por hoy no quiero seguir hablando de mi pasado pero solo os daré unas pinceladas más y más rápidas: Ambicioso, leal, obsesionado por ser buena persona, divertido, “charming” son algunas de las palabras que me han utilizado para describirme. Y si tuviera que hacer un perfil externo de mi diría que soy un hombre normal, deportista con inquietudes artísticas, inteligente, amante de la buena comida y bisexual.

Nos vemos pronto…

DIABLOROJO...